domingo, 19 de abril de 2009

Paradoja

Le compraba vestidos, joyas y zapatos. Los más caros. La lucía en fiestas y viajes. Siempre estaba espléndida. Siempre era la más elegante, la mejor vestida de todas las mujeres. Todo, para tener el privilegio de verla desnuda.

O.V.B.

4 comentarios:

Gala dijo...

Muy lindo, claro y simple, la paradoja de la vida misma, un maestro!!!

Marcelo dijo...

El hombre le daba de todo a la mujer, todo lo que necesitaba para lucirse y estar bien, siempre muy bien presentable.
Pero ¿para quién? ¿para ella? o ¿para él?
Muy bueno.
Marcelo

July dijo...

La belleza, abre las puertas en la vida? Cuando el tiempo pasa y se la lleva solo queda el vacio...

Burdelita dijo...

genial orlando! muy bien manejado el uso de la expextativa! te felicito!!!
tengo mucho que aprender de ud!